Un fichaje rentable

Cuando se ficha a un futbolista, para bien o para mal, se ficha también a toda su familia. Claro que, como en todo, hay familias… y familias… Por ejemplo: la llegada de Bodo Illgner junto a su esposa (y representante) causó estragos en Madrid por la mano de hierro que gastaba la alemana. Todo lo contrario que Oksana, la mujer de Wilhelmsson (último fichaje del Depor) que ha sido recibida en Coruña con los brazos abiertos. (Leer más en as.com)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: